Objetivo Anual

Curso 2017 - 2018

DECÍDETE

 

En continuidad al objetivo “Buscar y elegir lo que más nos ayude a crecer como personas autónomas, creativas y comprometidas, este curso nos fijamos en la palabra elegir, con el lema: Decídete

Elegir es una acción fundamental en la vida. Elegimos constantemente. Unas elecciones son cotidianas: a dónde ir, qué comer, cómo vestir, salir o quedarnos en casa, leer esto o lo otro, etc. Otras elecciones, en cambio, son fundamentales: aquellas que nos marcan la vida, las que nos hacen encontrar el sentido de nuestra existencia.

Ante esto, la espiritualidad ignaciana nos propone ser hombres y mujeres de discernimiento. El discernimiento, como actitud fundamental, nos ayuda a ver nuestra propia vida y la historia del mundo desde el proyecto amoroso de Dios.

Nos hace examinar nuestras opciones, posturas, planes y deseos. A través del discernimiento descubrimos el paso cercano de Dios por nuestras vidas, invitándonos, para que en nuestras elecciones y decisiones tengamos vida.

La elección tiene que ser libre y personal, que salga de lo mejor de nosotros mismos y que nos lleve a dar respuesta al Dios de la Vida, para que tengamos vida en abundancia.

“Mira, yo pongo ante ti vida y felicidad, muerte y desgracia. Pongo hoy por testigos contra vosotros al cielo y a la tierra: te pongo delante vida o muerte, bendición o maldición. Escoge la vida, para que vivas, tú y tu descendencia, amando a tu Dios, escuchando su voz, viviendo unido a él; pues en eso está tu vida”. Det 30,15.19-20