Una vez más, la naturaleza golpea al país más pobre del hemisferio norte, al que aún no se recuperó del terremoto del 2010.

El huracán Matthew, uno de los más devastadores de la última década, azotó Haití con vientos de hasta 230 kilómetros por hora y lluvias torrenciales. Más de un millón de personas necesitan asistencia humanitaria y se ha confirmado el fallecimiento de más de 1000 personas.

La prioridad de las autoridades y organizaciones es llegar hasta las localidades más golpeadas y dar respuesta a los miles de afectados por la catástrofe, para evitar un eventual brote de cólera que agrave la crisis humanitaria, como ya pasó tras el terremoto de 2010. Por ello las autoridades se están centrando en distribuir agua, comida y medicamentos para las miles de personas refugiadas en los centros habilitados tras el paso del ciclón.

Desde FASFI queremos solidarizarnos abriendo el Plan de Emergencias y  hacemos un llamamiento a todas las personas que quieran colaborar que pueden hacer un ingreso en la cuenta bancaria de FASFI, especificando en el concepto: Emergencia Haití 

Relacionados

Experiencias de verano para jóvenes

Leer Más

Carnaval 2017

Leer Más

El mundo no necesita más comida, necesita más gente comprometida

Leer Más