El pasado martes, 8 de noviembre, tuvimos una merienda fantástica.  En casa nos prepararon frutos típicos del otoño y los trajimos al cole para compartir con los compañeros.

           Las profesoras los colocaron en mesas y quedó estupendo: distintos colores y sabores que hacían de la mesa un bonito cuadro.

            Por la mañana preparamos las coronas que llevaríamos por la tarde y nos convertimos en reyes y reinas del otoño como por arte de magia.

            También observamos las distintas texturas de algunos frutos como las castañas tan suaves y las nueces tan arrugadas, y los distintos sabores: dátiles muy dulces y mandarinas ácidas.

            Nos llamó mucho la atención ver cómo las uvas, tan tersas, pueden convertirse en pasas arrugaditas y comparar frutos carnosos y frutos secos.

            Así da gusto aprender y seguro que  nunca olvidaremos estas cosas.

     Los alumnos de Infantil del colegio Santa María.

 

Relacionados

Carnaval

Leer Más

HABLAMOS DE ANIMALES

Leer Más

Celebración del día de la Paz

Leer Más