Como cada año, el viernes de Dolores, la Parroquia de El Salvador, organiza la procesión llamada de los “Pasitos”, porque son algunos de los tronos, a escala reducida, que después saldrán durante la Semana Santa.

Algunos de los participantes son alumnos de nuestro colegio, unos portan los tronos y otros tocan el tambor.

Por este motivo, he cogido mi cámara de fotos y he salido del cole, detrás de los niños y sus tambores.

Los costaleros ya están dentro de la iglesia, con muchos nervios y los que tocan el tambor esperan en la puerta el momento esperado.

Las calles que rodean la Parroquia son un bullicio de gente que hace silencio respetuoso  cuando se abren las puertas y salen los tronos.

Se escucha el sonido de los tambores que los más pequeños golpean con fuerza y con distinto ritmo y comienza la procesión.

Los tronos pesan, pero se llevan con entusiasmo: La oración en el huerto, El prendimiento,

Jesús en la cruz, la Mare de Deu de les Bombes….

Una forma muy bonita de motivar a los más jóvenes e invitarlos a participar en nuestra Semana Santa.

No olvidéis esta cita el próximo año y seremos muchos más.

Marisol Ortega.

Relacionados

Celebración de la Inmaculada

Leer Más

¿Qué significa para nosotros el Mil Albricias?

Leer Más

Nace la Fundación Educativa Jesuitinas

Leer Más

Archivos

Categorías